Alcohol adulterado ha cobrado la vida de al menos 226 personas

Entre abril y mayo de 2020, en medio de la pandemia por coronavirus, el país afrontó un brote de intoxicaciones por consumo de alcohol adulterado, conocido popularmente como “clerén”.

Mientras el Covid-19 empezaba a expandirse por la nación, Salud Pública tuvo que afrontar al menos 215 entre ambos meses, a raíz de las intoxicaciones causadas por el metanol, aunque en un momento se llegó a informar que resultados de laboratorio indicaban que 50 % de las víctimas consumieron otro componente químico con alto grado de mortalidad.

Para principios de mayo del año pasado, el ministro de Salud Pública de aquel entonces, Rafael Sánchez Cárdenas, informó de 136 fallecidos y 216 casos de intoxicación por alcohol adulterado.

Sin embargo, más adelante se notificó que un total de 155 personas (142 hombres y 13 mujeres) habían fallecido en abril tras el consumo de esta bebida alcohólica. Asimismo, había agregado que los casos totalizaban 239, entre los que se incluían 6 menores de 19 años.

De acuerdo con el funcionario, 326 personas se intoxicaron en el país desde principios de abril, cuando se informó de los primeros fallecimientos por ingerir esta bebida.

De los afectados, 291 fueron hombres y 35 mujeres, dijo el ministro durante una rueda de prensa virtual para ofrecer los datos sobre el coronavirus en la República Dominicana.

El brote habría iniciado en abril, específicamente el día 7, fecha en la que se informó la muerte de seis personas del sector Brisas del Este, en el municipio de Santo Domingo Este, y se había  reportado la ocurrencia de 19 casos de intoxicación aguda relacionada con la ingesta de clerén.

Una semana después, los fallecimientos ascendían a 27, entre hombres y mujeres en varios sectores de la provincia Santo Domingo.

Según registros periodísticos de Listín Diario, para el 18 de abril, en el municipio Constanza, en La Vega, al menos siete personas murieron en menos de tres días debido a la ingesta de alcohol adulterado .

Hasta esa fecha, Sánchez Cárdenas había informado que 42 personas habían fallecido tras las intoxicaciones, mientras que otras siete permanecían ingresadas.

Casi un mes más tarde, la cifra de intoxicados era de 278 y las muertes rondaban las 177.

En junio, Sánchez Cardenas indicó que la tasa de letalidad por la ingestión de alcohol metílico o metanol era de 63.2 por ciento, un porcentaje que sobrepasó el del coronavirus. Para entonces ya eran 215 personas fallecidas.

Hoy el ministerio de Salud confirmó que 11 personas murieron durante el fin de semana por la ingesta de alcohol adulterado, con lo que el número de fallecimientos por la toma de clerén ha aumentado, al menos, hasta 226 personas.

Alcohol adulterado

El alcohol adulterado, denominado ron “clerén”, es fabricado ilegalmente y de manera artesanal.

Esta bebida alcohólica ilegal (sin registro sanitario) es vendida al granel y consumida por personas de escasos recursos debido a su bajo costo (tres veces menor que el ron).

Es elaborado con caña de azúcar y otras frutas fermentables; la contaminación con metanol puede ocurrir por destilación de maderas utilizadas como materia prima o aromatizante o al añadirle productos solventes con alto contenido de metanol como el thimner.

Intoxicación

De acuerdo a las autoridades sanitarias, el cuadro clínico de intoxicación por alcohol metílico o metanol puede iniciar horas después de su ingesta o hasta tres días más tarde.

Primero se presenta debilidad, mareos y náuseas. Tras un período asintomático, aparece una segunda fase, con desarrollo de acidosis metabólica caracterizada por vómitos, dolor abdominal, desorientación y alteraciones visuales con fotofobia, visión borrosa, midriasis bilateral no reactiva a la luz y ceguera ocasional.

En la tercera fase, se produce lesión neuronal, con necrosis retiniana y de los ganglios basales del encéfalo. En esta fase hay hipotensión, coma profundo, respiración de Kussmaul (rápida, profunda y laboriosa), obstrucción de la respiración durante el sueño y convulsiones.

En caso de haber tomado alcohol adulterado, presentar alguno de los síntomas mencionados o una resaca intensa, fuera de lo común, visite el centro médico más cercano.

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *