Después de casi cuatro años de audiencia en audiencia, el Cuarto Juzgado de la Instrucción del Distrito Nacional concluyó ayer viernes el conocimiento del juicio preliminar del caso de los aviones Súper Tucano, con la reservación del fallo para el 26 de marzo.

El caso se encontraba en dicho tribunal desde septiembre de 2017, con altas y bajas que lo llevaron, incluso, a la anulación del proceso y a que lo reiniciaran partiendo desde cero.

Tras agotada la fase procesal, el tribunal dispuso el viernes en la tarde el cierre de los debates y se reservó el fallo para el 26 de marzo, a la 1:00 de la tarde.

Ese día se sabrá quiénes serán enviados a juicio de fondo y los que serán favorecidos con un no ha lugar por los supuestos sobornos ascendentes a 3.5 millones de dólares que la empresa brasileña Embraer confesó haber pagado en República Dominicana por la compra de los aviones Súper Tucano.

Las aeronaves, ocho en total, fueron compradas a Embraer por el Gobierno dominicano en el 2009, en la gestión del doctor Leonel Fernández.

En la primera fase de la investigación, la Procuraduría Especializada de Persecución de la Corrupción Administrativa (Pepca) informó a través de su entonces directora Laura Guerrero Pelletier, que varios legisladores estaban involucrados, pero al final ni uno fue sometido a la justicia.

Cierre debates
Alejandro Tejada, abogado del principal acusado, coronel Carlos Piccini Núñez, declaró que la discusión de cierre de los debates se basó de nuevo en el administrador del Banco de Reservas, Samuel Pereyra, quien fue excluido del caso, y en el secretario de organización del Partido Reformista Social Cristiano (PRSC), José Balaguer Cote.

Explicó que el hecho de que la discusión final se basara en ellos, se debió a que en la sentencia condenatoria que se produjo en Brasil contra los ejecutivos de Embraer, los dos son señalados como los propietarios de las compañías a través de las cuales se pagaron los sobornos.

Dijo que por esa razón, los dos fueron citados como testigos a descargo del coronel Piccini Núñez. De acuerdo al abogado Tejada, en la acusación final, el Ministerio Público estableció que el dinero de los sobornos estaba destinado a las empresas 4D Business Group, a Magycorp y Fervob.

Precisó que para la defensa del coronel Piccini resulta extraño que en la acusación, el Ministerio Público señala a la compañía 4D Business Group como la responsable de recibir el dinero de los sobornos.

Compartelo