La ministra de Cultura, Carmen Heredia, encabezó el homenaje al músico dominicano Johnny Pacheco, acompañada de funcionarios de esa institución y personal diplomático.

La pintura está ubicada junto a la Biblioteca Nacional Pedro Henríquez Ureña y deja plasmado el legado del destacado compositor, arreglista, músico y creador de la Fania All Stars.

José Rafael Sosa 

Santo Domingo-. El ministerio de Cultura recordó como lo merecía, la obra musical de Johnny Pacheco, falleció en Nueva York a causa de una neumonía el martes 15 de febrero a los 85 años de edad, partida con la cual el mundo perdió físicamente al genio que creó, junto al abogado neoyorquino Jerry Masucci, en 1964 la Fania All Stars, agrupación que otorgó a la salsa, ciudadanía universal.

Carmen Heredia, la ministra, develizó en uno de los muros de la Biblioteca Nacional una representación hiperrealista  a cargo de  cuatro  muralistas urbanos, realizado por los artistas dominicanos Dovente, Shak, Angurria y el puertorriqueño Don Rimx, al tiempo de sentir la música en vivo interpretada por el Grupo Bonyé, al  ritmo  Quimbaray Vámonos pal monte.

Pacheco había nacido en Santiago, el 25 de marzo de 1935. Tenía 11 años, fue llevado por su familia a New York, en donde acudió a la prestigiosa Academia Julliard a estudiar composición, flauta y percusión. En 1966, llevaba personalmente los primeros discos de la orquesta, La Fania, a los locutores de las estaciones hispanas de NY.

Heredia sostuvo que el legado de Pacheco fue cambiar  la historia de la salsa, hasta entonces un ritmo caribeño, cual muchos otros, como la Guaracha y el Guaguancó, y llevarlo a la categoría de identidad del orgullo hispano ante el mundo, que se transformó en un acontecimiento social, plasmado en el documental Yo soy la salsa, actualmente repuesto en las pantallas de los CaribbeanCinemas. 

La titular de Cultura manifestó que: “Johnny Pacheco fue un faisán que despegó desde nuestras tierras, cantando en La Habana y sonando en el mundo entero, un amplio repertorio le da origen  a la  una historia de una rumba”. 

La ministra de Cultura, Carmen Heredia, encabezó el homenaje al músico dominicano Johnny Pacheco, acompañada de funcionarios de esa institución y personal diplomático.

La ministra Heredia estuvo acompañada por los viceministros, la directora de Ética e Integridad Gubernamental, Milagros Ortiz Bosch. el senador por la provincia Duarte, Franklin Romero, la gobernadora de la Plaza de la Cultura Juan Pablo Duarte, Miguelina Cepeda, el embajador de la Unión Europea, Gianluca Grippa, y el embajador de Francia, Eric Fournier. El director de la Biblioteca, Rafael Peralta Romero, en esos momentos moderaba un panel sobre la cuentística de Jorge Luis Borges, con dos expositores que tienen análisis opuestos sobre la obra narrativa del genio argentino.

La agrupación Bonyé interpretó Primoroso cantarQimbaraBlancaBesito de coco, Como cocina la gordaEsencia del guaguancó, Las muchachas y Sonero, coreografiadas por los bailarines de la academia Salsa Crew. 

¿Quién fue?

Juan Pablo Pacheco Knipping, conocido como Johnny Pacheco, nació el 25 de marzo de 1935 en la ciudad de Santiago de los Caballeros, y emigró siendo niño con toda su familia a Nueva York, donde inició sus estudios y formación musical. 

Fue un músico, flautista, compositor, arreglista, director y productor dominicano de música cubana y otros ritmos caribeños, como la salsa. Le dio categoría mundial a la salsa y la transformó en carta de identidad caribeña ante el mundo.

El grupo Bonyé encendió el ambiente del homenaje a Pacheco, interpretando piezas clásicas de salsa.

Compartelo