Familia mexicana sale de las sombras tras permanecer años en iglesia santuario de Filadelfia

Por Polón Vásquez

Pvasquez3570@yahoo.com

FILADELFIA, PA–Una familia mexicana que ha permanecido resguardada por más de tres años en una iglesia santuario de Filadelfia podrá salir de las sombras tras un «cambio de prioridades» por parte de Inmigración.

Se trata de Carmela Apolonio Hernández y sus cuatro hijos, quienes han permanecido resguardados dentro de la Germantown Mennonite Church por más de 1,200 días, con el fin de evadir la deportación por parte de agencia federal.

Y es que según el abogado de la familia, ante un «cambio de prioridades», Apolonio Hernández y sus hijos ya no serían blancos de deportación por parte de la agencia.

«El mensaje es claro y significa que están libres para salir y seguir con sus vidas, respirando el aire libre» dijo David Bennion, abogado de la familia migrante a Reporteros de (RCM-Noticias).

Según Bennion, por ahora los hijos mayores se encuentran esperando la aprobación de la visa U, un tipo de visa emitida a las víctimas del crimen organizado.

La familia ha sido protegida durante años por varias organizaciones locales, incluyendo Movimiento Nuevo Santuario, quienes publicaron la noticia de su liberación en las redes sociales.

«Siento como que a mí y a mi familia se nos ha quitado un gran peso que cargábamos sobre nuestros hombros», le dijo Apolonio a la organización protectora este jueves.

Después de la toma de posesión de Joe Biden, el cambio de las pautas de inmigración emitidas por su administración avivó las esperanzas de varias organizaciones pro inmigrantes, quienes buscaban ayudar familias como la de Apolonio, a salir de santuarios en todo el país.

«Estoy agradecida por la comunidad de apoyo y santuario que hemos podido formar durante más de tres años de lucha», indicó Apolonio.

Apolonio habría llegado al área de Filadelfia en el 2017, cuando supuestamente huía del narcotráfico en su natal estado de Guerrero, México.

“Todavía tenemos que luchar por mi visa U, pero podre esperar la aprobación de mi caso respirando al aire libre», dijo Apolonio Hernández. 

«Si eran deportados tenían mucho miedo de que perdieran sus vidas ya que les habían quitado la vida a otros de sus familiares”, dijo Blanca Pacheco, integrante de Nuevo Movimiento Santuario.

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *