Después de asesinarla y descuartizar a su pareja, una menor de 16, Argenis Mambrú,  de 39 años, ocultó su cuerpo en un tanque y salió a pasearse por el sector de la cañada de Guajimía, en Herrera, según familiares de la víctima.Esta misma versión fue ofrecida  por vecinos de la joven Génesis Cricely Arias, asesinada la madrugada de este viernes en la casa donde vivía desde hace tres meses junto a su verdugo.Tras andar varias horas por la barriada procedió a entregarse a la Policía Nacional en el cuartel de Las Caobas, en Santo Domingo Oeste.E

El cadáver de Génesis  Fueron velados en la casa de su  madre, Joselyn Toledo, quien en medio de la desesperación reclamó justicia.  Dijo que hasta el momento no conoce los motivos que llevaron a la pareja de su hija a cometer el crimen.

“Ella lo trajo y él ni entró a la casa, después se fue a vivir con él y yo más nunca lo volví a ver. Ella venía todos los días aquí y él solamente la llamaba por teléfono para que ella bajara para la casa”, indicó la madre.

Narro que en varias ocasiones aconsejó a su hija, quien cursaba el último año del bachillerato, para que volviera a la casa y dejara la relación amorosa con el hombre,  que le llevaba 23 años de edad.

Reveló que Cricely se justificaba en decir que ella no tenía futuro con un joven de su edad y que se sentía protegida con el hombre que le cegó la vida de varias puñaladas.

Compartelo