POR RAFAEL SANTOS

Llegó a mis manos por recomendación de mi maestro y politólogo de la Maestría de Ciencias Políticas y Políticas Públicas, el doctor Jaime Francisco Rodríguez.

En procura de que sus alumnos se nutran de buenos textos, “el profe” colocó en el chat de dicho grupo, este “monstruo” de más de 900 páginas, las cuales son tan intensas en informaciones, que prácticamente no les dan tregua al lector para tomar un descanso. Me refiero a “La Tierra Prometida” de Barack Obama, nacido en Honolulu, Hawái, el 4 de agosto de 1961.

El mismo es un texto que contiene valiosas informaciones, las cuales tiene que ver de manera directa con ese ícono político de trascendencia mundial, como lo es el expresidente de los Estados Unidos, Barack Hussein Obama, quien a manera de memorias nos lo facilita.

Este es un libro al que los aspirantes a convertirse en políticos con ambiciones de poder deben leer. Pues, más que ser un texto con informaciones que van desde su nacimiento, su gran proyecto de vida como lo es su familia junto a su esposa Michelle LaVaughn Robinson Obama y sus hijas Malia Ann y Sasha Obama, el mismo resulta inspirador.

Durante la lectura, además de lo concerniente al tema político, conocemos un poco más de cerca de quienes fueron sus padres, el economista keniano Barack Obama y Stanley Ann Dunham, una antropóloga estadounidense, la cual murió y de a acuerdo a los reportes encontrados para el presente artículo, el 7 de noviembre de 1995 a consecuencia de cáncer de útero.

Obama, primero pasó a convertirse en senador representando al Partido Demócrata por el estado de Illinois, en donde vale decir además, que este fue un esforzado trabajador comunitario que prácticamente rompió el molde que importantes sectores de poder de esa gran nación tenían contextualizado desde que la misma fuera fundada aquel 4 de julio de 1776, fecha en la cual el Congreso firmó su Declaración de Independencia.

Este libro contiene una infinidad de conocimientos sobre lo que fueron las peripecias de un hombre que venciendo los obstáculos muy propio de una sociedad como la antes descrita, logra escalar el puesto más apetecido por político alguno de los Estados Unidos, como es la presidencia de esa nación.

Ahora bien, debemos precisar, que Obama logró sus objetivos, no sin ante aclarar, que el mismo tuvo que haber rotos innumerables obstáculos para pasar por el senado, en donde según sus narraciones, logra establecer relaciones de primer orden con grandes personalidades del jet set del mundo político-social, como por ejemplo, con senador Ted Kennedy, a quien el autor cita que este más que en un amigo o consejero, más bien, fue una fuente de consulta y una perpetua inspiración para luchar por esos proyectos que en un principio lucían como si los mismos fueran el acabose de la maquinaria desarrollista de Estados Unidos, pero que más luego y gracia al gran cúmulo de habilidad que este hombre tenía, los mismos, una vez puesto en marcha y bajo las orientaciones de un gran equipo compuesto por hombre y mujeres del partido Demócrata y sobre todo de su entera confianza, como lo fue el caso de la ex primera dama de los Estados Unidos, Hillary Clinton, siempre tenían los resultados esperados.

Ahí mismo podemos citar, como ejemplo, la recuperación de la banca norteamericana, el despegue de la economía, las sucesivas guerras libradas en oriente, las pericias y el dominó político y mental que jugó con los líderes chino, ruso, afganos, iraquíes, ingleses, brasileños y de otras naciones, en donde se puede apreciar el sabor de sucesivos triunfos diplomáticos que generaron confianza y dinamismo entre las relaciones de todos aquellos países, las cuales al igual que Obama también luchaban por la supremacía geoestratégica.

Pero su mayor logro, según se puede apreciar en la lectura, es haber trabajado junto a un valioso equipo que durante meses afanaron sin descanso para montar toda una logística que diera la ubicación exacta, así como la posterior captura y muerte del principal sospechoso de la caída de las torres gemelas la mañana del 11 de septiembre del 2011, el líder de Al Qaeda, Osama Bin Laden.

De manera pues, que tal y como expresáramos al inicio del presente análisis; estamos ante un libro sobrecargado de dinamismo, inteligencia política-emocional, conocimientos de las estrategias y la geopolítica, que a nuestro humilde modo de observar las cosas, este es un texto del que todos aquellos que quieran aprender un poco más de este universo que hemos presentado, deben leer si de verdad quieren aprender a manejar conflictos de manera serena, humilde y sobre todo con sabiduría divina como la que este hombre buscó bajo el amparo de líderes protestantes de su nación.

Compartelo