Por Olivo De Leon

SANTO DOMINGO.- El Movimiento Marcelino Vega (MMV) consideró como una aberración, una manipulación y una mentira el informe que rindió la Policía Nacional, acusando a periodistas y locutores de asaltar uno de sus destacamentos en el sector Barrio Lindo de San Pedro de Macorís.
Olivo De León, coordinador de la entidad, afirmó que la Policía Nacional miente de manera vulgar, vergonzosa y descarada con el propósito de encubrir y proteger a uno de sus agentes, a Alex Melo, quien golpeó en la cabeza y la cara a la periodista Dulce García Robles e intentó asesinarla disparándole a la cabeza, lo que no logró porque su pistola se le encasquilló.
Afirmó que la trama policial contra la periodista y los locutores también busca ocultar otra violación de los agentes, el hecho de apresar a periodistas y locutores que salieron de su centro de trabajo la noche del 18 de octubre y fueron apresados y mantenidos tras las rejas hasta las dos de la tarde del día siguiente, como fue el caso de Iván Echavarría, director de la emisora La Kalle, en esa localidad.
También, el hecho de que a pesar de que contra Melo pesaba una orden de prisión por el caso, éste nunca fue detenido, y por el contrario, se inventaron una acusación contra la periodista para pedir medidas cautelares en su contra y tratar de revertir la situación.
¿“A quien se le puede ocurrir que una periodista y dos locutores pueden asaltar un cuartel armados de dos teléfonos móviles. Además, asaltarlo para qué. Acaso son terroristas, narcotraficantes, sicarios?”, expresó De León.
Consideró que el caso es peor, pues no se detiene ahí, ya que la Policía solicita someter a la justicia a la periodista Dulce García, a Martín Santana, Junio J, Pimentel, José Manuel Santana, Víctor López, Fernando Aponte y a los locutores Luis Enrique, de la calle 88.1 y Johnatan Carmelo Gil, de Primera FM.
El MMV solicitó al presidente Luis Abinader, que como jefe de la Administración Pública intervenga en el caso para el cual se están prestando el director general de la Policía Nacional y el comandante de San Pedro de Macorís.
También, solicitó la intervención de la procuradora general de la República, Mirian Germán Brito, para que evite que la fiscalía de San Pedro de Macorís siga asociada a la Policía en perjuicio de periodistas y locutores.

Compartelo