Por Ramón Colombo

Este es un Estado atrasado. Con clases sociales sin conciencia de clase. Sin solución de continuidad en sus gobiernos. Con una burocracia hipertrofiada e inepta. Con líderes políticos que no tienen ni idea de las nuevas ideas. Con un pueblo sin conciencia de sus derechos y deberes ciudadanos. Con un deterioro galopante de la calidad de vida. ¿Y entonces? ¿Por qué insistimos tanto en amar y vivir en este “cate” de país? Yo no sé la razón que usted tenga, pero debo decir que si insisto, gozoso y feliz, en quedarme aquí no es porque sea masoquista o sinvergüenza, sino porque este es un país muy bello donde nunca mueren las mejores esperanzas.

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *