Solano en Las lágrimas de mi papá.

Por AGRYS GIL

AQUEL día yo estaba sentada en un restaurante situado en el sector Los Prados de la Capital Quisqueyana. Escuché la voz que venía de la mesa situada en la cercanía. «Es Él», me dije. Pensé ir e introducirse, pero uno siempre tiene la idea de que los poetas siempre están escribiendo sus próximos libros y no quieren invasión de su soledad.

Así que escuche por un momento, no el tema de la conversación sino el tono, ése que se había quedado grabado en mi consultorio mental como resultado de la lectura de su novela «Las lágrimas de mi papá».

La historia contada en esa obra es verdaderamente fantástica, abraza a todos los padres del mundo, lo que la convierte en una obra universal.

Una vez que estoy segura de que es SOLANO, me decidí a actuar. No me puse de pie y fui a saludarle, sino que hice un movimiento brusco en mi mesa para llamar la atención. Y SOLANO voltio la mirada:

—¡SOLANO!, como que esclame, ¿el autor de Las lágrimas de mi papá?

—Sí, respondió él con tímida gentileza.

Le di las gracias por la novela y por haberlo conocido. Las lágrimas de mi papá es una novela que Amazon le ha otorgado la categoría de 5 estrellas, un distintivo que pocos textos en el mundo alcanzan.

Miguel SOLANO es MC de la Academia Dominicana de la Lengua y es el escritor dominicano que más libros de cuentos ha publicado en toda la historia de la literatura Quisqueyana. Don Bruno Rosario Candelier, el líder y fundador del movimiento interiorista y actual director de la Academia Dominicana de la Lengua, dice de SOLANO: «En las alforjas de su imaginación, nutrido en las vivencias de sus andaduras, tiene el material para la creación de su ficción poética».

Y Las lágrimas de mi papá es presisamente eso, «vivencias de sus andaduras», pero con el entero cuerpo universal. Cada padre, cada madre que día a día tiene que luchar por el destino de su hijo se sentirá en ella bien representada.

Ahora, por razones familiares, me encuentro en República Dominicana y siento la necesidad de conocer ese San Miguel y esa Mata de Palma del Seibo donde la novela adquirió vida entre palabras. Les prometo a ustedes algunas fotos de sus encantos y espero que en la lectura de Las lágrimas de mi papá encuentraran que, como afirma Bruno Rosario Candelier, SOLANO «como buen creador interiorista, facetas que revelan el fuero de una poética narrativa fraguada con estética de cuatro movimientos literarios conjugados armoniosamente».

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.