Análisis de opinión, apuntes y comentarios políticos caribeño

Haití una pequeña nación caribeña fuerte, pero lleva años siendo un Estado fallido

Por Polón Vásquez

Pvasquez3570@yahoo.com

FILADELFIA, PA—“Llevo casi 35 años observando el comportamiento irrespetuoso, desordenado y anárquico de los haitianos y, he podido analizar y predecir que, Haití se ha comportado políticamente como un Estado y una nación democráticamente fallida”.

La pequeña nación haitiana que, actualmente alberga una población de casi 12 millones de habitantes, después de la desaparición física de François Duvalier conocido popularmente como *Papa Doc* ese país, tomo otro rumbo caracterizado por las constantes desobediencias civiles.

Desde ese entonces, la nación haitiana comenzó a fallar en la aplicación más exacta del ordenamiento jurídico del Estado, la efectividad de sus instituciones públicas y el gobierno central.

“Observando de cerca, éste dificilísimo e incontrolable panorama político y administrativo nacional allí, podríamos asegurar y afirmar que la situación de regulación y normalización del orden institucional en Haití, mentalmente no visualizamos una brecha del futuro que, permita de manera sustancial el, buen funcionamiento de ese sistema político ya, frustrado, muy débil, reconocido y anunciado internacionalmente, como Estado fallido”.

“La historia política reciente de Haití, señala que del 14 de abril de 1907 y 21 de abril de 1971), gobernó con férrea dictadura *Papa Doc*fue un político haitiano que, se desempeñó como presidente de Haití de 1957 a 1971”.

 “François Duvalier *Papa Doc* resulto elegido presidente en 1957 con una plataforma nacionalista populista y negra. Después de frustrar un golpe de estado militar en 1958, su régimen rápidamente se volvió totalitario y despótico”.

“Así fue como un escuadrón de la muerte del gobierno encubierto, los Tontón Macoute, asesino indiscriminadamente a cientos de oponentes políticos de Duvalier; Se pensaba que el Tontón Macoute era tan omnipresente que los haitianos se volvieron muy temerosos de expresar cualquier forma de disensión, incluso en privado”.

François Duvalier buscó además solidificar su gobierno incorporando elementos de la mitología haitiana en un culto de brujería, hechicería a la personalidad y de esa forma logro mantenerse en el poder haitiano.

Antes de su gobierno, Duvalier era médico de profesión. Se graduó en la escuela de Salud Pública de la Universidad de Michigan con una beca destinada a capacitar a médicos negros del Caribe para cuidar de los militares afroamericanos durante la Segunda Guerra Mundial.

Debido a su profesión y experiencia en el campo médico, adquirió el sobrenombre de *Papa Doc*. Fue «reelegido» a unanimidad en las elecciones de 1961 en las que fue el único candidato.

“Posteriormente, consolidó su poder paso a paso, culminando en 1964 cuando se declaró presidente vitalicio tras otra falsa elección, y como resultado, permaneció en el poder hasta su muerte en abril de 1971. Fue sucedido por su hijo, Jean‑ Claude, apodado «Baby Doc».

Actualmente, la situación y estabilidad política haitiana se, torna cada vez más difícil ya, que en varias zonas de la capital de Haití se encuentran hoy bajo tensión por presuntos enfrentamientos entre bandas armadas, que mantienen paralizadas las actividades sociales y económicas.

En las áreas bajas de la comuna de Delmas, la estación de Gonaïves y la ruta del aeropuerto se escuchan fuertes ráfagas de disparos, mientras las instituciones cercanas cierran sus puertas.

“En un vídeo que circula a través de las redes sociales se puede ver a los clientes de una sucursal bancaria agazapados ante las intensas detonaciones de armas de fuego en el exterior”.

También en las zonas aledañas se erigieron barricadas de neumáticos en llamas, lo que paralizó el tránsito de vehículos.

“La de este lunes es la segunda jornada consecutiva en que las bandas armadas toman el control de áreas de Puerto Príncipe”.

“La víspera una pandilla, liderada por Ti Grabriel, atacó la comisaría de policía de Cité-Soleil, el barrio marginal más grande del país, y se asentaron en la Ruta Nacional 9, controlando el paso de los vehículos”.

Según reportes de medios locales de prensa los pandilleros, en su mayoría encapuchados, despojaron a algunos ciudadanos de sus pertenencias y obligaron el desvío de los automóviles.

Los sucesos tienen lugar tras dos semanas de enfrentamientos en la entrada sur de Puerto Príncipe, entre las dos principales bandas del país, que obligaron a al menos a dos mil 500 personas a abandonar sus residencias y alojarse en plazas, iglesias y centros deportivos públicos.

La violencia entre las pandillas escaló desde inicios de este mes, a pesar de que los grupos armados prometieron una supuesta tregua que no cumplieron.

“Estos y otros notables acontecimientos de desobediencia civil en Haití, nos dan a entender y precisar que, esa pequeña nación caribeña actualmente, constituye un país y Estado fallido. No hay otra forma de calificarlo”.¿Y ahora, que país de la región cargará con las culpas y desastres administrativos de Haití, como nación agonizante y casi muerto político en el caribe????

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.