Atencion barrios y sectores populares de mi Salcedo: Un grito desesperado ante la irracionalidad

POR RAFAEL SANTOS

Hoy se nos acaba de Lucinda, si, Lucinda la esposa de ese gran ejecutor cultural durante los llamados 12 años de Balaguer a través del Centro Juvenil Católico, Felo López, y quien además junto al susodicho fue la procreadora de una pléyade de hijos bien formados y educado a través de los buenos valores inculcados y que hoy son ejemplo de ética y decoro social.

Anterior a Lucinda se nos han ido muchas personas valiosas y ejemplares las cuales como mi gran amigo y gran titán de la filantropía Charles Canaan, entre otros pro hombres y mujeres, nos han dejado laceraciones emocionales que aún con el tiempo creo que no son fáciles de cerrar.

Sin embargo, algunos de nuestros sectores y sobre todo en horas de la tardecita y la noche, se convierten en «indomables» espacios en donde reinan entre otras cosas, el tributo al dios baco, la falta de distanciamiento social, el no uso de mascarillas y la generalizada sinrazón que nos convierten cada fin de semana en seres atrapados por los fieros tentáculos de la vulnerabilidad a través del enemigo público número uno a nivel mundial, llamado Covid-19.

Ante este desalentador panorama, me permito hacer UN LLAMADO A LA CONCIENCIA COLECTIVA para que por favor, PENSEMOS QUE EL COVID-19 NO ES UNA FICCIÓN, que es una REALIDAD con la cual debemos colaborar con nuestras autoridades sanitarias en las personas de los doctores Francisco Eligio Duarte y Pedro García, ambos funcionarios del primer nivel del régimen sanitario en nuestra provincia Hermanas Mirabal y los cuales más que ataques y provocaciones innecesarias necesitan más bien del concurso y el apoyo colectivo para ver lo más pronto posible la merma de esta desgracia, que repito, necesita de todos.

Es hora de parar los jolgorios callejeros y las provocaciones anti sanitarias para que reflexionemos que así como la desgracia ha estado llegando a muchas familias nobles de nuestro entorno, ahorita o mañana pudiera llegar a la tuya.

Tú que lees el presente artículo periodístico, asume tu responsabilidad ante tu conciencia y a partir de estos momentos piensa en ti, en tus padres, hijos, esposa, esposo, amigos, en fin, piensa en la palabra dolor, y si al final de cuenta no logra sensibilizar tu conciencia, pues lamentablemente eres una persona insensible y por lo tanto será Dios quien al final de cuenta te juzgue.

«PREFIERO MOLESTAR CON LA VERDAD QUE COMPLACER CON ADULACIONES » SÉNECA

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.