Por Fernando Buitrago

Estamos entre un pasado corrupto y que alimentaba la impunidad y el prometido cambio que no llega por los que parecen ser iguales a los primeros… ahora, otros, de aquellos corruptos y que vivieron en el estiercol, prometen que serán el cambio del cambio… y los del cambio quien sabe tratarán de defenderse del que preside el cambio y a la vez propondrán el cambio al del cambio que es de ellos.

Son como monos trapando un guineo corredor, ciegos, creen que todos somos pendejos espectadores que vitorean y creen cualquier porqueria reciclada, los de antes, los de ahora, los que quieren ser el mañana, se parecen tanto que simulan familia.

Cada 4 años aparecen nuevos y reciclados al reality show de la politiqueria, la lucha por el poder para morder, nunca para construir y de período a período nos marean entre carreteras, planes sociales, migajas, corrupción y narcos, el que está será agredido por los que quieren llegar y se repite el cicló como hamster en una rueda mientras el ciudadano se entretiene en su rodar.

No hay voluntad polírtica en ninguno, van tratando de tener militancia pero no explican para qée quieren la militancia, tiraron las ideologias al retrete, a sus líderes históricos con las ideologías, todo se volvió una competencia por el poder como cuando los asirios, matándose entre ellos, pactando entre ellos, amándose entre ellos, odiándose entre ellos, siempre aplaudidos por un segmento que siempre lo hace porque al final, los ciudadanos aplaudian también en el coliseo romano.

@fdo_buitrago

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.