Autoridades judiciales y Departamento Protección Ambiental de Nueva Jersey detectan sustancias contaminantes en agua potable del estado

Por Polon Vásquez

Pvasquez3570@yahoo.com

NUEVA JERSEY, NJ—Autoridades judicial del Estado Jardín y el Departamento de Protección Ambiental, a través de investigaciones científicas realizada al agua que consume la población, han detectado algunos componentes de sustancias químicas que contaminan el preciado e importantísimo líquido de consumo humano.

La información difundida ésta semana por diversos medios de comunicación en el Estado Jardín y la región valle Delaware, ha puesto en estado de alerta a cientos de miles de consumidores del agua, por temor a contraer enfermedades mortales.

En ese orden, Nueva Jersey intensificó sus esfuerzos para obligar a las empresas químicas a pagar por décadas de contaminación de las vías fluviales por sustancias que incluyen las llamadas «sustancias químicas permanentes», que se utilizan para manchar ropa y producir utensilios de cocina antiadherentes, que se han vuelto necesarios en la vida cotidiana.

La Oficina del Fiscal General del estado y el Departamento de Protección Ambiental demandaron a tres compañías esta semana, alegando que no han limpiado, y en algunos casos continúan liberando, químicos que han contaminado el agua potable pública en extremos opuestos del estado.

Algunas de las sustancias en cuestión se denominan a veces “sustancias químicas permanentes” porque no se descomponen y tienden a acumularse en el aire, el agua, el suelo e incluso en los peces.

Pueden dañar fetos, recién nacidos, y se han asociado con cáncer de riñón, testículo y otras enfermedades.

Se han utilizado durante más de 60 años y se han convertido en elementos básicos de la vida moderna para los consumidores que desean proteger su ropa de las manchas o el agua y evitar que los alimentos se peguen a los utensilios de cocina.

Se han utilizado en marcas como Stainmaster, Scotchgard, Teflón, Gore-Tex y Tyvek, según el Departamento de Protección Ambiental.

Las autoridades dijeron que los niveles de contaminación del agua de un sitio del río Delaware en el condado de Gloucester por sustancias tóxicas de perfluoroalquilo y polifluoroalquilo en una encuesta de 2007-2009 resultaron ser los más altos del mundo en ese momento.

Un estudio similar en el suministro de agua de Paulsboro en 2014 también encontró niveles de contaminación más altos de lo que se había informado en el agua potable en cualquier parte del mundo, según funcionarios de Salud Publica en el Estado Jardín, como popularmente se conoce a Nueva Jersey.

Nueva Jersey presentó demandas contra Solvay Specialty Polymers USA, LLC y Arkema Inc., dos compañías que, según dice, son responsables por años de contaminación en su sitio de West Deptford.

También demandó a Honeywell International por contaminación con diferentes sustancias en el sitio Superfund de Quanta Resources a lo largo del río Hudson en Edgewater, condado de Bergen.

Honeywell International dijo que está coordinando esfuerzos con las autoridades federales y estatales para remediar la contaminación en el sitio de Edgewater, y agregó que no está acusado de contaminación por PFAS allí.

“Nuestro objetivo ha sido proteger la salud y el medio ambiente durante la limpieza, mientras se prepara el sitio para su reutilización definitiva”, dijo la compañía en un comunicado de prensa.

Solvay dijo en un comunicado que ha estado trabajando con el DEP de buena fe para abordar la contaminación en el sitio.

“Estamos sorprendidos y decepcionados de que en lugar de seguir esta ruta acelerada y cooperativa, el NJDEP haya decidido tomar el camino del litigio”, indica un párrafo del comunicado.

«Tenemos la intención de defendernos enérgicamente contra las acusaciones inexactas, excesivamente amplias y sin mérito del NJDEP», preciso.

Honeywell, con sede en Charlotte, Carolina del Norte, es la sucesora de varias entidades que poseían y operaban instalaciones industriales en la propiedad Quanta en Edgewater durante más de un siglo.

Según la demanda, existen múltiples sustancias peligrosas en el agua subterránea, suelos, humedales y otros lugares, incluidos arsénico, asbesto, benceno, cromo, plomo, PCB y otros contaminantes dañinos a la salud.

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.