Comerciantes y bodegueros dominicanos en Filadelfia denunciaron la competencia desleal que les están haciendo empresarios árabes

Por Polón Vásquez

Pvasquez3570@yahoo.com

FILADELFIA, PA—Pequeños comerciantes y bodegueros dominicanos de Filadelfia denunciaron hoy, la competencia desleal y poca seria que les están haciendo, los nuevos empresarios árabes que han instalados negocios ilegales en varios sectores barriales de la ciudad para vender cigarrillos en condiciones fuera de la ley.

“Actualmente hay una competencia injusta y desleal de una comunidad árabe que, están abriendo muchos *Deli* de manera ilegal, cerca y al rededores de los comerciantes y bodegueros dominicanos en diversos sectores de Filadelfia”, declaró la bodeguera quisqueyana en Filadelfia Manuela Altagracia Duran.

“Ningunos de esos nuevos comerciantes de origen árabe tienen permisos y licencias para respaldar sus transacciones e intercambios comerciales, específicamente en la parte norte de Filadelfia donde, venden cigarros y cigarrillos a precios más baratos porque realmente no, pagan impuestos a la ciudad fraternal y al Estado de Pennsylvania”, manifestó el comerciante de origen dominicano Rafael Estévez Quezada.

 “Los *Deli* que abren los árabes están vendiendo los cigarrillos a precios por debajo de que indica en ese orden, la ordenanza de la ciudad de Filadelfia, porque compran esa mercancía ilegalmente en otros estados vecinos y los comercializan a precios por debajo de lo establecido por la ley”, manifestó el bodeguero Antonio Cáceres.

“Las autoridades locales de Filadelfia han descuidado sus funciones y no les han dado seguimiento a estos casos de instalación de negocios ilegales por no poseer permisos y licencias para operar en la ciudad fraterna”, precisó Rafael de Jesús Pérez.

Al igual que los comerciantes y bodegueros anteriormente mencionados, en ésta información periodística decenas de ellos han, disminuidos los niveles de venta en sus establecimientos comerciales por, la competencia desleal de estos nuevos negocios a los que calificaron como piratas. Éste importante segmento poblacional de comerciantes, pequeños empresarios y bodegueros dominicanos que, llevan décadas negociando, trabajando fuertemente y ofreciendo servicios comerciales a las diversas etnias y comunidades de Filadelfia, hicieron un ferviente llamado a las autoridades locales y estatales para que revisen éste derrotero, injusta competencia y desliz comercial.

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.