CONAPE firma acuerdos con la iglesia católica

Dr. José García Ramírez y el padre Pelagio Antonio Taveras

Por Sebastián del Pilar


Santo Domingo. Con el objetivo de fortalecer las políticas de atención y protección de adultos mayores, el Consejo Nacional de la Persona Envejeciente (CONAPE),  desde septiembre pasado ha firmado 26 acuerdos  de cooperación con instituciones dependientes de la iglesia católica, a fin de implementar un nuevo modelo de gestión e instalar el Sistema Nacional de Desarrollo Integral para el Adulto Mayor.
Los más recientes fueron rubricados este jueves por su director ejecutivo, doctor José García Ramírez y los sacerdotes católicos Pelagio Taveras y Félix Santos Paula, representantes de la Residencia Bethania, de Santo Domingo Este, y el Hogar de Ancianos María Trinidad Sánchez de los Discípulos Misioneros del Amor y la Paz, de Nagua,   respectivamente.
También suscribieron convenios, la señora Soraya Cordero, en representación del Hospicio San Vicente de Paúl, de Santiago y el doctor Antonio Cassó, del Patronato Pro-ayuda al Hogar de Ancianos Club de Leones “Inmaculada Concepción”, de Cotuí.
Los firmantes coincidieron en que estos acuerdos contribuirán al mejoramiento de la calidad de los adultos mayores que están residiendo en los centros que dirigen.
El doctor García Ramírez resaltó la deuda histórica que el país tiene con la iglesia católica por la encomiable labor  que ha realizado en los asilos desde su fundación,  y agradeció el apoyo que le ha prestado al CONAPE en la misión de proteger a los adultos mayores.
Consideró que sacerdotes y monjas han ofrecido a la sociedad dominicana verdaderos ejemplos a imitar en materia de servicios a las personas necesitadas, así como en honestidad y respeto a los envejecientes.
Indicó que este convenio compromete al CONAPE a realizar un diagnóstico socio sanitario bajo la escala del Expediente de Desarrollo Integral del Adulto Mayor, que mida los indicadores de dependencia y bienestar en la población del hogar, a los fines de diseñar los planes de intervención inicial y de seguimiento en los usuarios.
También apuntó que el organismo oficial responsable de diseñar las políticas públicas a favor de los envejecientes, asumió el compromiso de instalar su sistema digital y suministrar la información de acceso a los usuarios autorizado, así como su capacitación en el uso del mismo.
Dijo que el CONAPE fiscalizará la operatividad de cada centro mediante auditorías financieras y de gestión, para garantizar la calidad del gasto público y la eficacia de los servicios brindados a los adultos mayores.
Igualmente monitoreará y dará seguimiento a los programas adoptados y ejecutados de la metodología Servicio, Capacitación y Recreación, de manera presencial  y a través de su plataforma digital.
Por su parte, los religiosos y sus respectivas organizaciones tendrán la responsabilidad de ingresar y mantener actualizada semanalmente la base de datos de su sistema digital, con las informaciones socio sanitarias del adulto mayor, que le permita al CONAPE estar informado de manera oportuna, sin necesidad de tener que trasladarse a cada centro.
A partir de ahora tendrán la responsabilidad de dar respuesta al CONAPE con la mayor prontitud posible para recibir a los adultos mayores en situaciones de emergencia y reportarán de manera oportuna los fallecimientos, bajas e ingresos de personas envejecientes a través del sistema digital del CONAPE.
De igual manera, implementarán los servicios y programas de capacitación y recreación requeridos para el desarrollo integral de los adultos mayores, a fin de reducir la tasa de dependencia y cumplirán con las normativas que aplica el CONAPE en sus centros de atención integral al adulto mayor.

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.