Don Ramón Antonio *Negro* Veras, su discurso serio invariable y diáfano contra penetración ideológica de halcones imperialista en Sudamérica y el mundo es otra fragancia política

Por Polón Vásquez

Pvasquez3570@yahoo.com

FILADELFIA, PA—“Hace alrededor de tres (3) décadas que buscaba y leía todas las tardes, el prestigioso periódico vespertino dominicano *El Nacional de Ahora*, y casi siempre buscaba y leía la columna que escribía desde Santiago, el prominente Abogado cibaeno, Ramón Antonio *Negro* Veras”.

“Con ese seguimiento, leyendo sus artículos de opinión política, cuando era todavía bastante jovencito, descubrí que Negro Veras planteaba opiniones más exactas y criterios lógicos sobre los quehaceres políticos, dignos de evaluar, estimar y considerar a la aplicación del diario vivir”.

“Tiempo después y a través de Narciso Isa Conde, conocí a Negro Veras y desde entonces he sostenido una buena y excelentes relaciones humanas y personales con el gran abogado santiagués, que bueno”.

Desde ésta parte de Estados Unidos *Filadelfia, Pennsylvania*, felicito y congratulo a *Negro Veras* por escribir y mantener su criterio serio contra la explotación inmisericorde de los más desposeídos y hombres desposeídos del mundo actual.

En Bolivia triunfó el pueblo y la verdad

Ramón Antonio Veras.

I.- Las masas a la ofensiva 

1.- Por más que el poder imperial y las minorías nacionales apátridas se interesan  por frenar el curso de la historia y los cambios sociales, se impone el deseo de progreso de los hombres y mujeres que procuran una real variación del actual orden establecido que descansa  sobre la base de la injusticia.

2.- Un sistema social inicuo pretende que los oprimidos de la tierra permanezcan en estado de marginación social, pero ellos  se levantan con bríos demostrando que una virazón social no solamente es necesaria, sino también posible, siempre y cuando se pongan en tensión las clases  y capas sociales comprometidas con la renovación de las arcaicas estructuras.

3.-  Las masas populares latinoamericanas y caribeñas se hacen sentir cuantas veces los halcones de Washington, y sus acólitos gobiernos peleles,  deciden desconocer su voluntad política de sacudirse  y dar  un giro para el progreso dejando atrás el pasado de oprobio y desvergüenza.

4.- Tarde o temprano; pronto o lento; por la vía pacífica o violenta, poco importa. De lo que sí estamos seguros es que las transformaciones económicas, políticas y sociales se van a producir por el empuje,  la decisión de las fuerzas motrices llamadas, dentro del sistema, a cumplir su misión histórica liberadora, en alianza con todos los grupos humanos lesionados por un modelo económico ya añejo. 

II.- El imperio y sus aliados derrotados en Bolivia

5.- El imperio norteamericano, por medio de sus mecanismos de penetración ideológica, encabezados por los medios de comunicación encargados de transmitir los mensajes venenosos y organismos como la inservible OEA, quiso confundir a la opinión pública a nivel mundial de que Evo Morales, en Bolivia había ganado con fraude y que, por tanto, había que derrocarlo mediante el puchismo militar.

6.- Pero el pueblo boliviano se impuso y estableció la verdad de que ciertamente había elegido a Evo Morales, en un proceso electoral auténtico, cargado de fidelidad, y ausente de falsedad, trampa o fraude.

7.- Los pueblos con su inteligencia natural se colocan por encima de aquellos que lo subestiman en el accionar político, y cuantas veces se hace necesario exhiben su dominio de la realidad política confirmando lo verosímil, lo cierto, como acaba de ocurrir en Bolivia

8.-  El mundo democrático está  de fiesta por el  triunfo  de la  organización  Movimiento  al Socialismo. Los derrotados  fueron los grupos que a nivel internacional se oponen al progreso, a la independencia y  a la autodeterminación de los pueblos.  Es de desear que el MAS, con el respaldo de las masas  siga el camino que  comenzó a transitar  bajo la administración  de Evo Morales, que dio inicio a cambios económicos y sociales en provecho de las  grandes mayorías bolivianas.

9.- Derrotados resultaron en las elecciones de Bolivia, el imperio, la OEA, Almagro,  los grupos extranjeros dañinos y la prensa confabulada con  el oscurantismo y el fascismo de nuevo tipo.

III.- La hipocresía imperial y sus aliados

10 .- El imperio juega con cartas marcadas, por lo que hay que estar alerta, ya que es muy posible que ante la contundente victoria del pueblo por medio del MAS, los intereses monopolistas armamentistas, farmacéuticos y en general los halcones del Pentágono,  quieran borrar  el triunfo popular, limitar el poder de decisión o mantener la desestabilización mediante la guerra de baja intensidad, ya aplicada a Cuba, a  Chile con Allende,  a la Nicaragua  sandinista y a la Venezuela de Bolívar y Chávez.

11.- Las operaciones arteras son muy propias del imperio, las cuales ha ejecutado contra gobiernos democráticos, comenzando en Guatemala contra Jacobo Arbenz y continuando con Juan Bosch, Torrijos, Caamaño, Torres y Allende, hasta  Zelaya, Vilma, Lula y Correa.

12.- Por muy contundente que haya sido el triunfo del pueblo boliviano en las urnas,  el domingo 20 de octubre de 2020, jamás del imperio, la OEA y sus nefastos aliados en el Grupo de Lima y la Unión Europea, van a  dar demostración de nobleza, enseñar lealtad ni ser sinceros.

Santiago de los Caballeros,

2 de noviembre  de 2020

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.