Doy incentivos y los elimino. Reforma fiscal ambivalente.


Por JOHNNY SÁNCHEZ

Luis Abinader promulgó reformas a los incentivos de ProIndustria los cuales permitirán a los industriales reinvertir sus utilidades y descontar las mismas del pago del impuesto sobre la renta, o sea que permite descontar lo invertido en maquinarias nuevas en el ejercicio fiscal del año anterior hasta un 50% de la renta neta imponible. Jefe del Ejecutivo tramitó la modificación a la Ley de Proindustria del 2014, para fortalecer las cadenas de valor y estimular las exportaciones nacionales a través de una serie de medidas orientadas a la modernización del sector manufacturero nacional.
Eso lo veo bien.   Se me parecen a incentivos época de Balaguer con un ingrediente nuevo, facilita a las empresas contratar consultorías internacionales en materia de innovación sin retención de impuestos del ISR al consultor internacional e importar materias primas, maquinarias y bienes de capital pagando solo el 50% del ITBIS ante la Dirección General de Aduanas. Recuerdo a INPROCA, a Hugo Bueno, Ricardo Winter, y a todos; yo era asesor impositivo de ese team.Pero, el país necesita tributos, menos gastos y se anuncia una reforma tributaria y fiscal, la cual deberá tener dos pilares fundamentales: el desmonte de las exenciones y beneficios, así como ampliar la base impositiva.  Modificar el menú tributario por un sistema a la carta en el primer trimestre del 2021, se hace necesario, por eso crece el debate entre economistas por la pertinencia de reforma tributaria post pandemia.
Mire: Las actuales exenciones tributarias para el 2019 asciende a RD$220,867.8 millones, equivalentes a 5.1% del PIB. 
Del total estimado, el gasto tributario de impuestos indirectos es el 72.0%, es decir, RD$158,939.2 millones, mientras el gasto tributario de impuestos directos representa el restante 28.0%, equivalente a RD$61,928.6 millones, distribuidas así: educación, servicios, transporte y sector del agro; beneficios en renta; $15 millones están dirigidos a las personas naturales, $11 millones a beneficios a las empresas con sus importaciones y $115,416 millones del total tienen que ver con alivios en el Itebis. Fuente: Gastos Tributarios en República Dominicana pdf.Luis Abinader propugna por una ampliación significativa del número de aportantes de renta, que muchos más dominicanos paguen, «cada uno de acuerdo a su capacidad de pago. Es inverosímil que en R.D. las personas naturales tan sólo paguen 1,2% del PIB en impuesto de renta y que tan sólo haya cerca de 189 mil contribuyentes activos, otros ni reportan, deberían haber más”.Explican ministros que el país ha tenido un menor recaudo de impuestos este año y, al contrario, ha tenido más gastos. 
“Ese doble tren nos llevó a tenernos que endeudar en montos significativos y ese incremento de la deuda, que era necesario hacer, pues hay que pagarlo”.  Hay que ir pensando en la manera de conseguir la plata para pagar esa deuda.
Entonces por un lado doy incentivos a Industrias y por el otro se estudian los incentivos que deberían desaparecer, y que desde ya se están dando diversos análisis permanentes en el Gobierno, al tiempo que se han comenzado discusiones con varios congresistas acerca de las características que deberá tener la reforma tributaria. 
«No es momento para reforma tributaria» Dicen masas del pueblo, pero los gastos no paran y las vacunas cuestan.
Abrir la caja de pandora en el Congreso con una reforma tributaria, también significa eventualmente perder incentivos que quedaron dados para el sector empresarial y la disminución de la carga tributaria que se dio con la pandemia leyes de crecimiento económico.
“Nuestro rechazo es categórico, no estamos de acuerdo de ninguna manera que se plantee una situación de esta naturaleza, en medio de una pandemia que ha hecho crecer el desempleo y la informalidad en nuestro país” dicen sindicalistas. Entonces viene el dilema, como armonizo intereses en Quisqueya, donde todo es un ARCHIPIÉLAGO de intereses, lo que es seguro es que viene un déficit fiscal, llegará este año a 8,5% del PIB

Sin embargo, Luis quiere enfocarse en lo prometido, sus cuatro puntos fundamentales. El primero es incentivar la inversión y el desarrollo empresarial, lo cual impulsará el crecimiento y el emprendimiento; segundo, fortalecer los incentivos a la formalización de las unidades productivas, para tener un sistema más incluyente y articulado. En tercer lugar, la reforma debe tener en cuenta el control efectivo a la evasión y, como cuarto eje, ser lo más simple posible, ya que eso facilita el recaudo y la apropiación por parte de todos los actores.Impuestos a compras digitales es una salida.
Compras y envíos de cadenas como Amazon, Facebook, Google, Uber, Wish, Rappi y demás, no es gravado en R.D.
Por ejemplo, en 2019, las plataformas pagaron $93,678 millones, en USA lo que no es más que 0,18% del recaudo total de IVA allá. Y aquí, nada. Dice el IRS «mediante diversas prácticas, las compañías digitales trasladan sus beneficios a guaridas fiscales y así evaden y eluden impuestos, pagando globalmente un porcentaje bajo de sus ingresos. Además, no tributan en países donde no tienen presencia física, pero sí tienen millones de usuarios que contribuyen a la creación de valor'» Eso debemos plantearlo. johnsanchez44@hotmail.com

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.