Elecciones estadounidenses

Por Maria Hernández

El pueblo estadounidense tiene la oportunidad, este martes 3 de noviembre, de elegir al presidente número 46 en esa nación que podría ser un nuevo mandatario o reelegir el presidente que desde hace 4 años gobierna ese país de América del Norte.

Hay que destacar que en Estados Unidos no gana las elecciones quien obtenga el mayor número de votos de los ciudadanos. Los comicios presidenciales son indirectos en ese país. El candidato que llegue a la Casa Blanca debe alcanzar al menos 270 de los 538 votos del Colegio Electoral. El presidente no se elige de manera directa por los votantes sino por el Colegio Electoral.

Además de la elección del presidente y vicepresidente en ese país se vota por la renovación de la totalidad de la Cámara de Representantes y también de un tercio del Senado. Se eligen los gobernadores de once estados y una gran lista de otros cargos públicos de los estados condales y locales, en todo el país.

El sistema electoral de los Estados Unidos comenzó con la aprobación de la Constitución norteamericana en 1787.

No es fortuito que las elecciones estadounidenses sean este martes 3 de noviembre, es que las mismas se realizan cada 4 años el primer martes después del primer lunes de noviembre.

Mientras, la toma de posesión del nuevo presidente de Estados Unidos será el miércoles 20 de enero de 2021.

En esa nación cada estado cuenta con una determinada cantidad de votos de acuerdo a su población y si el aspirante consigue un mayor número de sufragios populares en un determinado territorio se lleva todos esos votos electorales.

Muchos estados se mantienen con un sólido historial en su preferencia ya sea demócrata o republicana, por lo que la atención de los políticos la centran en los estados en los que no está muy claro quien puede ganar. En este caso la mirada está puesta en los estados de La Florida y Pensilvania.

 Como se sabe, en caso de que repita en la presidencia Donald Trump duraría otros 4 años más y nunca más de acuerdo a la constitución de los Estados Unidos. De ser Joe Biden el ganador tendría la posibilidad de gobernar por dos períodos consecutivos de igual cantidad de años y nunca más.

En la actualidad ya 96 millones de electores estadounidenses y de otras naciones, residentes en ese país, han depositado sus votos a través de los correos electrónicos y correos postales.

La atención mundial está puesta en esta reñida contienda. Ya líderes internacionales como el primer ministro ruso Bladimir Putin han expresado su disposición de trabajar con cualquiera de los candidatos que resulte electo a la presidencia de los Estados Unidos.

Trump tiene grupos a favor y en contra que critican sobre todo la forma en que se ha manejado frente al COVID-19, el tema migratorio y las protestas que hasta hace poco mantuvieron en vilo al país por las muertes de ciudadanos de origen afroamericano a manos de policías.

La paz debe caracterizar el rumbo del proceso electoral de este 3 de noviembre, en Estados Unidos, pues cualquier incidente que socave la armonía y la tranquilidad en ese país va a repercutir en los países que dependen de alguna forma de la estabilidad o no que mantenga esa nación, en todos los ámbitos, después de las elecciones.

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.