Fallece padre mujer muerta por expareja

Por la Redacción

Murió hoy en el hospital Darío Contreras una de las personas que resultó herida la tarde de ayer en el sector Brisas del Edén en Santo Domingo Este, cuando un hombre descargó su furia contra una familia, asesinando a su expareja, a la exsuegra y a un cuñado de esta, con lo que suman cuatro los muertos.
Ángel Vicente, padre de la expareja del homicida, ayer fue sometido a una intervención quirúrgica por las heridas de bala que tenía en el abdomen y murió esta madruga, informó el hospital Darío Contreras.
Mientras que sigue estable y en constante monitoreo médico la joven Orlyn Vicente, de 26 años, hermana de la expareja e hija de los exsuegros también fallecidos.
El homicida Rubén Darío Jiménez irrumpió una reunión familiar y mató a balazos a su exesposa Lady Sánchez Vicente, de 25 años, a su exsuegra Orfelina Sánchez, de 52, y a un hombre solo identificado como Henry que se dice era cuñado de Lady.
Mientras que hirió a Orlyn Vicente y Ángel Vicente, hermana y padre de Laydy, respectivamente. Este último fallecido esta madrugada.
Jiménez huyó con una bebé en brazos, luego la dejó abandonada y las autoridades no han dado con su paradero.

Tragedia
Vecinos de la vivienda donde se cometió la tragedia no se recuperan de la devastadora escena que cobró la vida de cuatro personas.
José Calderón, propietario de la vivienda donde se cometió el hecho, explicó que no conoce al matador y que a las personas que les había alquilado la vivienda eran hasta evangélicos, y que ahí ni se discutía, hasta que llegó ese hombre persiguiendo a su expareja, quien busca protección.
“Aquí no se escuchaba nada, ese fue un problema que lo trajeron de afuera. Aquí vivía una pareja a la que yo le había alquilado”, explicó.
Dijo que los padres de la pareja a la que le había alquilado solían reunirse en la casa después del mediodía, pero que la expareja del homicida tenía como cuatro días que no iba.
“Esa gente vivían ahí y eran hasta evangélicos la pareja de inquilinos y los padres de ellos”, añadió.
Otra que no se recupera del asombro y del triste drama es Juana Batista, esposa del dueño de la vivienda donde se produjo el hecho que ha consternado al país.
“No quisiera recordar una escena tan triste como esa, cuando yo vi todas esas personas muertas”, dijo Batista.
Cree que el homicida llevaba varios días persiguiendo a su expareja.
El hecho ocurrió pasadas las 3:00 de la tarde en la calle séptima del sector Brisas del Edén, en Santo Domingo Este. Dijo que en la escena solo se escucho llorar a un niño.
El hecho ocurrió al rededor de las 3:00 de la tarde de ayer. El victimario fue identificado como Rubén Darío Jiménez Pérez y los fallecidos son Leyda Vicente Sánchez, de 25 años, expareja del matador; la madre de ella Olfelina Vicente, de 55, y su cuñado “Henry”.
El padre de la joven, Ángel Robles Vicente y su hermana Olyn Vicente Sánchez, fueron llevados heridos al Darío Contreras, donde anoche pero esta mañana falleció el padre.
Vecinos del lugar informaron que tras el suceso, Jiménez Pérez huyó en un vehículo que dejó aparcado fuera de la vivienda y llevó consigo a un hijo de un año, procreado con Lady Sánchez.

Persiguen
La Policía informó que persigue al autor de las cuatro muertes, quien se encuentra prófugo. Al lugar de la tragedia acudieron agentes de la Dirección de Investigaciones Criminales de la Policía Nacional (Dicrim) para las pesquisas. Los cadáveres fueron levantados por un médico legista.

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.