¡Ha nacido!, exposición de belenes que hace historia artística/artesanal en RD


La exposición “¡Ha nacido! Belenes en la cultura popular” crea
nuevo estándar para muestras sobre el nacimiento de Jesús. La
entrada es gratis y sanitariamente regulada en el Centro Cultural
Banreservas, de la Ciudad Colonial, hasta enero.

Por José Rafael Sosa
La imagen del nacimiento de Jesús en las condiciones de pobreza y
humildad que le atribuyen las escrituras, además de su sentido de
reivindicación de la Humanidad, ha logrado prenderse en el cuerpo
social de las naciones del mundo y tocado de forma especial a sus
artistas y artesanos, para perpetuar ese advenimiento.
“¡Ha nacido!” Belenes en la cultura popular” no es la ni la
primera ni la única montada en Santo Domingo. Hay que reconocer
la trayectoria de belenes de la Sociedad Dominicana de Belenistas,
regularmente montadas en templos católicos y Museo de Casas
Reales, con piezas provenientes de muchos países.


Se trata de una exposición curada con el exquisito criterio de la
presente y que permanecerá abierta hasta enero, tras ser
inaugurada el martes 8 por el Voluntariado Banreservas y el
Centro Cultural Banreservas y la Fundación García Arévalo.
Para visitar la exposición, con entrada gratuita, los visitantes deben
guardar las medidas de distanciamiento social, uso de mascarillas e
higienización de las manos a la entrada y salida.
Trascendencia
Pero esa muestra es, en relación con la representatividad
internacional y la variedad de materiales y la diversidad de técnicas
que implican el manejo de madera, papel, vidrio, piedras
semipreciosas, cristales nobles, es sin dudas un acontecimiento
cultural. Es la madre de todas las exposiciones de belenes que
hemos presenciado.

EL DE HOJAS DE MAIZ
Otro nacimiento dominicano, hecho en base a hojas de maíz, en
colores crema y morado.

Mucha gente, presionada por las noticias de moda del momento y el
ambiente aburridamente crispado que recluye la gente a sus casas

Por la pandemia sanitaria, no se da cuenta de que se ha abierto una
muestra de 102 pesebres de la Colección García Arévalo,
provenientes de 30 países en cuatro continentes.
Esos nacimientos están contenidos en el libro de arte y lujo El
Nacimiento en el arte popular (1) con fotos de Víctor Siladi y
edición de Manuel García Arévalo (Impresión SERIGRAF), con más
de 400 pesebres en sus 348 páginas satinadas. Hubo que hacer
una estricta curación en razón de que sería imposible presentarlos
todos.


Los pesebres fueron adquiridos por compra o regalo durante años
en los viajes a diversos países del empresario y antropólogo
Manuel García Arévalo y su esposa Francis Pou.
La cuidadísima exposición es una oportunidad cultural y artística
única, especialmente para público familiar, artistas, artesanos y
estudiantes por cuanto facilita constatar cómo ha permeado el
mundo, y como se ha manifestado de la tradición cristiana al
nacimiento del redentor de la humanidad, Jesucristo.
Los belenes, realizados por artistas y artesanos, presentan en
materiales tan variados como desde:
 la suave lana andina,
 la porcelana alemana,
 el cristal horneado de Israel,
 el madero de olivo de Tierra Santa,
 el barro guatemalteco increíblemente bien trabajado,
 las hojas de maíz de República Dominicana,
 el ámbar de la Rusia lejana y enigmática,
 los cristales de Swarovski, de Suiza  
 y los   opacos y mágicos cristales de Murano, llegados desde
Venecia, en la vieja y gran Europa.
Hay llamativas curiosidades como algunos tallados en cera, como el
del velón rosado, de Colombia o en un lápiz grafito, trabajado en
Puerto Rico.
Hay algunos en plata, aluminio, en una ostra, en piedra volcánica o
en una simple cáscara de nuez cortada a la mitad.
El nacimiento ¿taino?

Dentro de la muestra más llamativas, está el nacimiento en barro
cocido con 17 figuras de un promedio de 5 6 pulgadas de altura, del
nacimiento taino de Jesús, realizado por el escultor y sacerdote
católico Leo Theuwisse, y que lo ubica, en una concepción
imaginada y no histórica, naciendo en una comunidad taína, Este
nacimiento tiene una sala completa para sí.
Solo se permite un determinado número de personas en la sala
expositiva Ada Balcácer, previa higienización de manos. Igualmente
se higieniza con frecuencia las instalaciones de la sala más
susceptibles del contacto con el público visitante.
El coleccionista
Manolito García Arévalo destaca el coleccionista que los pesebres
constituyen una de las tradiciones artísticas más relevantes del
mundo cristiano. Y destaca que ellos reflejan de muchas formas el
acontecimiento que les inspira, desde la mágica ingenuidad, el
cromatismo de las culturas locales o la sofisticación en el manejo de
metales preciosos o vidrios y piedras de selección.
Al efecto, la imagen del nacimiento de Jesús es una de las más
difundidas y adaptadas a las diversas culturas y reproducidas por
artistas y artesanos del mundo, expresando en formas muy simples
o notablemente complejas y densas, el advenimiento de Cristo al
mundo, con su mensaje de redención.
Previo a las palabras de García Arévalo, hablaron en la apertura
Noelia García de Pereyra, presidenta del Voluntariado Banreservas
y el cineasta Mijail Peralta Rodríguez, gerente de Cultura de BR y
director del Centro Cultural Banreservas.
“Desde los tiempos paleocristianos, se ha representado la escena
de la Natividad, por parte de los más consagrados artistas, como
por los humildes artesanos, quienes de forma sencilla reflejan con
sus cándidas imágenes, una religiosidad sincera y genuina,
llegando expresar una ilusión casi infantil que las hace ser, desde
su ingenuidad, más auténticas y bellas” dijo García Arévalo, quien
es licenciado en Historia, en la Universidad Católica Santo Domingo
(UCSD) y con estudios de post grado especializados en
Arqueología y Antropología, se ha distinguido en la investigación
socio-histórica y arqueológica.

EN CRISTAL DE Swarovski,
Nacimiento en cristal de Swarovski, de Suiza
EL DE MUSU
Nacimiento en esponja vegetal creado por la artesana dominicana
Odilia Almonte, en esponja vegetal (musú), ganadora del primer
lugar del Premio de Nacimientos del Ministerio de Cultura 2016-
2018.

Para el investigador etnográfico se ha popularizado la costumbre de
confeccionar los belenes con una expresión cultural local,
empleando materiales y fisonomías propias de cada región que
evidencian, además del espíritu religioso, los rasgos de la identidad
local y denota el alma de los pueblos y su actitud ante la fe y la vida.
Belenes dominicanos
La muestra incluye cinco nacimientos dominicanos.
 El primero es creado por la artesana Odilia Al monte, en
esponja vegetal (musú), ganadora del primer lugar del Premio
de Nacimientos del Ministerio de Cultura 2016-2018.
 El segundo es hecho en base a hojas de maíz, en colores
crema y morado, en el cual se expresa una notable
creatividad a partir de elementos de desechos, otorgándole
una significación especial acontecimiento de fe.
 El tercero es en madera diseñada como rompecabezas
formando un conjunto compacto y que cuando se extraen
representan las figuras del nacimiento. Es creación del
arquitecto Virgilio Hoopelman. 
 El cuarto es en barro realizado por artesanas de Moca, en
base a la técnica desarrollada por la maestra Ada Balcácer
para mujeres empoderadas de sectores que viven en
condiciones de pobreza, y en el que se logra una expresividad
plástica impresionante.
 El quinto es en ámbar, realizado por una hija de Manolito
García Arévalo, sencillamente encantador.
Lo que faltó
La exposición debió haber tenido más espacio para presentar una
cantidad de nacimientos, que quedaron fuera a pesar de su
trascendencia artística y su rareza.
Hace falta un mejor catálogo que detalle las piezas expuestas,
proyecto que supimos ahora se está desarrollando para servir de
información más integral al público visitante.
Igualmente está ausente la realización de talleres demostrativos o
instructivos, ofrecidos por artesanos de las piezas criollas
presentadas, pero se entiende que no haya sido así, debido a las
condiciones que genera la pandemia.

Lo que faltó

La exposición debió haber tenido más espacio para presentar una cantidad de nacimientos, que quedaron fuera a pesar de su trascendencia artística y su rareza.

Hace falta un mejor catálogo que detalle las piezas expuestas, proyecto que supimos ahora se esta desarrollando para servir de información más integral al público visitante.

Igualmente está ausente la realización de talleres demostrativos o instructivos, ofrecidos por artesanos de las piezas criollas presentadas, pero se entiende que no haya sido así, debido a las condiciones que genera la pandemia.

No dejar de verla

Cuando expresamos en esta crónica, no refleja totalmente la belleza y creatividad de los conjuntos expuestos, por lo que, para disfrutarlos, lo correcto es ir a verla tomando en cuenta los protocolos de bio-seguridad.

El Centro Cultural Banreservas es el número 202 de la calle Isabel La Católica (frente a la primera sede que tuvo el Banco de Reservas, Ciudad Colonial.

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.