Haití, ríos y limítrofe

Por: Hugo A. Ysalguez

En forma acelerada, avanzan los trabajos de la construcción de un canal para acaparar las aguas del río Masacre del lado haitiano, una acción ilegal que viola varios tratados firmados entre los países vecinos, y que afecta enormemente a los productores y ganaderos dominicanos, peligrando miles de tareas dedicadas a la ganadería, siembras de arroz y otro cultivos. Sin que hasta el momento el gobierno central haya hecho nada para detener la obra.

Bajo el grito “no tenemos miedo “, decenas de productores criollos han organizado marchas hasta llegar a la zona, donde se construye la represa en la localidad Perre’, entre Juana Méndez y FirdLiberte, en la pirámide 13, que es la línea divisoria en la frontera dominico-haitiana.

Allí los haitianos siguen cavando en abierto desafío a las autoridades gubernamentales, quienes permanecen indiferentes hasta qué no ocurra una tragedia entre los agricultores y los haitianos que siguen laborando todo el día en una obra, cuya prohibición está consignada por lo menos en dos convenios bilaterales.
Un total de 24 mil tareas de arroz corren el peligro de perderse, así como otros rubros por falta de agua, cuando se produzca el desvío de las aguas del Masacre.

Recientemente, comentaba el intelectual Fabio Herrera Miniño, que cuando truena la diplomacia haitiana para regañarnos, la de RD parece guardarse la lengua. Y subraya que mientras los haitianos se debaten en su pantano de agresividades, ignorancias e incapacidades, aquí aparecen unos sajones de ellos que hasta nos culpa de la propagación del COVID en Haití.

Nuestro país tiene 7 ríos que hacen un recorrido común en toda la frontera con Haití, cuyos cauces sirven de línea limítrofe entre ambos Estados. Y cinco de ellos nacen en nuestro territorio.Y sus nombres son Artibonito, Macasia, Dajabón, Arroyo Carrizales y Pedernales. Y en Haití nacen dos: El Capotillo y el Libón.

Pueden los haitianos represar o construir canales en esos ríos? Evidentemente que están impedidos por tratados que imponen reglas al respecto. Sin embargo, ellos asumen posiciones beligerantes, si ningún régimen de consecuencias.

Por: Hugo A. Ysalguez

dr.hugoysalguez@hotmail.com

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.