Incoherencias políticas administrativas en décadas Haití es una democracia y república fallida

Opinión política internacional de frente;

Por Polón Vásquez

Pvasquez3570@yahoo.com

FILADELFIA, PA—Haití es una república y democracia política fallida y, esto así porque, llevan más de 40 años remendando y tejiendo gobiernos que realmente no han dado buenos, resultados en sus mediciones de pies con bolas.

La mayoría de esa población se, acostumbró a la sumisión del garrote y la represión política a la que lo condujo el, régimen dictatorial de Jean Claude Duvalier mejor conocido como *Baby Doc* del 3 de julio de 1951.

Los ciudadanos haitianos casi siempre han pernotado y vivido bajo regímenes de dictaduras férreas, criminales y esclavizantes que nunca les han importado el, que dirán las críticas y sanciones de los Derechos Humanos, organismos regionales e internacionales que regulen esos desfasados comportamientos políticos en éste Continente Occidental.

La fracasada historia política de Haití esta, recargada de funestos episodios que recordarlos dan penas y miedo.

 (El 4 de octubre de 2014), un político haitiano que fue presidente de ese vecino país, desde 1971 hasta que fue derrocado por un levantamiento popular en febrero de 1986.

Sucedió a su padre François «Papa Doc» Duvalier como gobernante de Haití después de su muerte en 1971.

Después de asumir el poder, introdujo algunos cambios políticos en el régimen de su padre y delegó mucha autoridad a sus asesores.

En ese entonces, miles de haitianos fueron asesinados o torturados y cientos de miles huyeron del país durante su presidencia.

Mantuvo un estilo de vida notoriamente lujoso (incluida una boda de 2 millones de dólares patrocinada por el estado en 1980) mientras que la pobreza entre su gente seguía siendo la más extendida de todos los países del hemisferio occidental.

Las relaciones con los Estados Unidos mejoraron después de la asunción de Duvalier a la presidencia, y luego se deterioraron bajo la administración de Jimmy Carter, sólo para mejorar nuevamente bajo el gobierno de Ronald Reagan debido a la fuerte postura anticomunista de los Duvalier.

La rebelión contra el régimen de Duvalier estalló en 1985 y Baby Doc huyó a Francia en 1986 en un vuelo de la Fuerza Aérea de los Estados Unidos.

Duvalier Hijo regresó inesperadamente a Haití el 16 de enero de 2011, después de dos décadas de exilio autoimpuesto en Francia.

Al día siguiente, fue detenido por la policía haitiana, enfrentando posibles cargos por malversación de fondos.

El 18 de enero, Duvalier fue acusado de corrupción. El 28 de febrero de 2013, Duvalier se declaró inocente de los cargos de corrupción y abuso de los derechos humanos. Murió de un infarto el 4 de octubre de 2014, a la edad de 63 años.

El pueblo haitiano por sus diferencias culturales, sociales y lenguas idiomáticas se ha convertido en el único país incompartible culturalmente con las demás naciones que conforman el Continente Occidental.

“A pesar de las gigantescas maquinaciones y grandes decisiones administrativas de Canadá, Estados Unidos y Francia para unificar a Haití y República Dominicana todo, ha fracasado por las diversas costumbres que sustentamos y los idiomas que hablamos. Nunca jamás habrá unión familiar y territorial entre haitianos y dominicanos”, manifestó palmariamente el Sociólogo hispano Bernardo Cervantes Ariza.

“Unir a los haitianos y dominicanos como una sola nación será, una tarea muy difícil, dificilísimas por las grandes separaciones de costumbres y comportamientos culturales que, dividen diametralmente a ambas naciones y, es que estamos separado en territorio, divididos por los idiomas y costumbres culturales diferentes que sostenemos”, precisó finalmente Cervantes Ariza.

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.