“Arencada no es Arenque”

Por Víctor Elías Aquino

Para la familia de Carlos Felipe (Pasito), agricultor y Anita Collado los tiempos eran difíciles a comienzos de siglo en su natal Bonao, de escasez de todo, teniendo sobre sus hombros mantener a seis muchachas y dos varones, eran días que a veces, como a millones de personas en el planeta les asaltaba la duda, ¡Pensaban que no tenían nada, y resulta que entonces y solo entonces que, lo tenían todo!

Un día, en uno de mis diálogos con la tía Lupe, ella recuerda con precisión y la brillante lucidez de siempre que, por los días en que era una niña un arenque costaba una fortuna, ¡Cinco cheles! El caso es que, de algún modo aparecieron los cinco centavos y se compró el pescado.

Dios, en su infinito y tierno amor proveyó. “Pamela, siempre Pamela”, muy atenta y creativa, de algún modo consiguió unos tomaticos y pequeños ajíes del tipo cubanela, el olor inundaba las casas vecinas del pueblo.

Ella se acerca a su padre Pasito y le pregunta, ¿Papá usté quiere arenque? Él
atinó a responder con una frase, −arencada no es arenque−. Risas de todos.

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.