viernes, julio 1, 2022
InicioOpinionNO SOLO MATARON A ORLANDO, ASESINARON AL MINISTRO DE MEDIO AMBIENTE DE...

NO SOLO MATARON A ORLANDO, ASESINARON AL MINISTRO DE MEDIO AMBIENTE DE REP. DOM.

Un atropello a la imagen del país, un jaque mate a la frágil seguridad del Estado.

Por Freddy García Peña

Valencia, España. La muerte de Orlando Jorge Mera, no puede percibirse simple y sencillamente como la causa de la ira de un amigo. La tristeza e indignación del pueblo por la tragedia no puede opacar el objeto de los hechos. Esto tiene un calado más profundo.

El verdugo asesinó al Ministro de Medio ambiente, un miembro del gabinete del Gobierno Dominicano, asesinado en su despacho, en el cumplimiento de sus funciones y desarrollando una hoja de ruta sobre manejos transparentes de la institución. Este es un atentado al gobierno y a la seguridad del Estado.

A sabiendas de que el asesino era amigo del Ministro, tenía facilidades de ubicar otros lugares para realizar su hazaña, pero ha elegido el escenario adecuado para sus macabros planes: El Ministerio, precisamente su despacho.

Sin importan las razones que lo inducen a cometer el hecho, desde este lugar el verdugo quiso enviar varios mensajes: ridiculizar, desafiar y poner al desnudo la seguridad de las instituciones públicas de RD, herir gravemente la imagen del País, desafiar las altas instancias de las autoridades de seguridad y judiciales del país, enviar un mensaje al gobierno dominicano, ¿cuál?, hacer un jaque mate a la fragilidad de las instituciones de seguridad del Estado Dominicano,….

A juzgar por los acontecimientos, la premeditada y perfecta entrada al recinto, ejecución, salida y entrega a las autoridades del asesino y pedir garantía para su vida y respeto a sus derechos, demuestran que la escogencia de la escena del crimen también fue planificada para sus objetivos.

Urge del Estado Dominicano dar respuestas contundentes y sostenibles para que no se repitan acciones de este tipo; Implementar nuevas líneas estratégicas de seguridad efectivas en las entidades estatales que abarque todos los estamentos desde la Presidencia de la República hasta la más mínima alcaldía de un municipio o distrito municipal cualquiera.

Los funcionarios y ciudadanos comunes demandan, por parte de su Estado, dar o/y recibir servicios con seguridad, confianza, protección y garantía de su integridad. Nadie debe estar expuesto o que su vida dependa de la salud mental o el desequilibrio emocional de individuos sin valores morales, violento sin importar su influencia o cercanía con el poder.

El Autor:

Freddy García Peña
Ex cónsul General de RD en Valencia, España.

Master en Administración y Dirección Pública, Universidad Politécnica de Valencia, España.

Master en Administración Pública, PUCMM, en RD


RELATED ARTICLES

Deja un comentario

Most Popular