PERIODISMO, lambonismo y adulación

Por Alejandro Santana

¡Vamos a estar claros, el ejercicio correcto del periodismo, estará siempre al lado de las cosas nobles, reales, veraces, siempre centrará su interés en las vulnerabilidades de sectores, de individuos; problemas sociales.Cuando su ejercicio se aparta de esas directrices, estará traicionando su esencia como tal y será cualquier cosa, menos periodista ético, moral, veraz.En la obra: Vivir Para Contarla, del laureado escritor colombiano, Gabriel García Márquez, nos encontramos con la narración de un hecho que en esencia no había ocurrido, pero llego a la sala de redacción de un periódico donde él trabajaba.Un corresponsal de un pueblito lejano, había informado que allí se desarrollaba una huelga por una serie de necesidades que no pararía hasta que las autoridades se apersonaran al lugar a resolver esas problemáticas.El medio envió a un redactor de planta, al laureado Gabriel García Márquez, quien luego de viajar unos seis días, en vehículos, por agua y a pie, llegó al lugar para encontrarse que allí no había huelga algunas, aunque las necesidades estaban presentes.Entendió que no había viajado tan lejos para encontrarse con que la noticia carecía de elementos serios, se buscó un megáfono y el mismo convocó al pueblo a una huelga en reclamo de esas reivindicaciones, la que duró largo tiempo en el cual el pueblo vivía en las calles, comía en ella, se bañaba y hasta sus necesidades las hacían en las calles, hasta que llegaron las autoridades, dispuestos a resolver.Y no muy lejos, en nuestro país en el gobierno de los 12 años de Balaguer, la historia registra un episodio documentado, donde el Presidente encara al periodista Juan Bolívar Díaz, para que le señale los asesinatos y actos de corrupción de su gobierno…El periodista respondió con hechos fehacientes.Con este, solo quiero dejar sentado de manera clara que el ejercicio del periodismo merece honestidad, firmeza y hasta valentía en momentos cruciales.
¿Qué es lambonismo y adulación en el periodismo?Bueno ahora usted se lee, el mega sindico, antes era el súper sindico, el hombre increíble, el que resuelve y dentro del concepto comunicacional eso a todas luces es lambonismo, adulonería que al final tiene sus intereses ocultos que cuando se logran ocurren distanciamientos como en el caso del súper sindico.Con esto, también solo quiero dejar claro que el ejercicio de la comunicación no debe estar precedido por esas lisonjas baratas que solo buscan beneficios y cuando estos dejan de llegar entonces el adulado se convierte en el funcionario que queremos matar con denostaciones y malas valoraciones.Gracias a Dios que todos estamos claros, lo que es destacar un trabajo, una gestión, que es valorizar el cumplimento de una labor para la cual a usted se le eligió o se le destino una responsabilidad.Por no saber diferenciar, siempre se choca a la hora de definir, periodistas y comunicadores por la manera y forma en que ambos ejercen. Lo correcto sería decir, en lo adelante, periodistas y narradores de crónicas sociales, para que vivamos felices y así mucha gente no se confunda y nos llame a todos…Periodistas.

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.