Porque me junto varias veces a la semana con mi amigo personal empresario joven Vicente Hernández

Por Polón Vásquez

Pvasquez3570@yahoo.com

FILADELFIA, PA—“Para evitar contratiempos lamentables y de consecuencias de mayores riesgos en esta sociedad capitalista donde vivimos es, sumamente importante y necesario saber con qué tipo de, persona te junta y comparte parte de tu vida”.

Luego de observar algunos tristes y lamentables episodios que, han enfrentados en Filadelfia algunos de, mis amigos personales que han sido arrestados y encarcelados inocentemente por haber visitado residencias de sus supuestos amigos en, el momento equivocado.

“A través de los años siendo su amigo personal, relacionándome con él, compartiendo con él su ejemplar formación humana, sus excelentes cualidades disciplinarias adquiridas en el seno de su familia me, han conducido a creer y tratarme personalmente con él”.

“Saben porque me junto varias veces a la semana con el empresario joven, Vicente Hernández precisamente,  porque éste connotado líder de la comunidad dominicana en Filadelfia, siempre ha negado involucrarse en negocios ilícitos que, riñan de manera penable contra su formación familiar y comportamiento personal”.

“Con casi 30 años viviendo y trabajando eficazmente como *Reportero Estelar Periodístico e Informativo  en Filadelfia* observe en las calles del norte y luego ciertamente aprendí que, no se pueden visitar casas de dominicanos que estén, bajo la mirilla de las autoridades contra narcóticos de Filadelfia”.

“Éste gigantesco espacio de tiempo, casi 30 largos años que llevo viviendo y trabajando en el campo de la información en el norte de Filadelfia como, Periodista investigador de los fenómenos sociales que pernotan en esta espeluznante y dificilísima sociedad he, aprendido demasiado y por eso, trato a mis gentes como tal”.

“Con la lectura de éste trabajo de opinión personal que escribo y publico en las Redes Sociales, espero que mis distinguidos amigos personales y socios de *FACEBOOK* tomen conciencias, certifiquen sus amigos personales y entiendan que en el exterior en cualquier ciudad de *Estados Unidos de Norteamérica* somos otras cosas y vivimos diferentes realidades”.

“Con su trato casi familiar y amabilidades personales hacia mi persona me, siento muy bien, complacido, honorablemente distinguido, muy bien apreciado y recibido como amigo”…..

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.