Por Adriano De la Rosa

Murió uno de los sujetos más oscuros y perversos de nuestro país. Inició su carrera militar en la Era de Trujillo: El Mayor General Enrique Pérez y Pérez, E.N., exsecretario de las Fuerzas Armadas y exjefe de la Policía Nacional durante el gobierno dictatorial de otro perverso, Joaquín Balaguer.
Enrique Pérez y Pérez, extrañamente premiado con 97 años de vida, desde que lo destituyó el Presidente Don Antonio Guzmán, del PRD, consciente de sus crímenes, se mantuvo en el anonimato disfrutando de los millones que le robó al pueblo.
Este sujeto dirigió junto a otros el aparato represivo y criminal de Balaguer.
Fundador de La Banda Colorá, que tuvo como coordinador a Pérez Martínez -Macoris-, se lleva entre sus garras la sangre de Orlando Martínez, Amin Abel, Homero Hernández, Gregorio García Castro, Henry Segarra, Guido Gil, Oto Morales, Maximiliano Gómez y otros Miles y Miles de jóvenes asesinados y deportados y otros que como yo, sobrevivimos después de ser allanados, apresados y torturados en el Servicio Secreto de la PN, sólo por promover nuestros ideales en los clubes culturales y deportivos de nuestras barriadas.
Enrique Pérez y Pérez participó en el derrocamiento del Profesor Juan Bosch y en el fusilamiento del glorioso Coronel Francisco Alberto Caamaño Deño.
En múltiples ocasiones clame para que pagara sus crímenes, pero en éste sistema de impunidad para los verdugos y corruptos ni las víctimas de sus desafueros se unieron para que pagara tras las rejas como ocurrió en Argentina.
Murió una rata, con el perdón de todas las ratas del país.

ADRIANO DE LA ROSA
Periodista.

Compartelo

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.